Fanáticos de la Eyaculación

¡Esta palabra quizás sea ofensiva! Preguntarás: “¿Cómo es posible que este hombre haciéndose llamar cristiano y ministro, escriba de esta forma?”. Mas eso fue lo que me dio Dios esta mañana mientras oraba y como Dios me lo dio así te lo suelto, pues soy solo un vaso de barro, voluntariamente esclavo del Dios de mi Salvación. Soy uno con heridas profundas quien ha sido compañero del sufrimiento, conocedor de las consecuencias de las muchas “metidas de pata” y hermano del dolor. Uno que no se exalta, pues no tengo de que exaltarme, mas quien ha recibido quizás como tú, un manantial de misericordias departe de Dios. Agárrate ahora y ponte el cinturón, porque vengo con velocidad peligrosa y sin frenos ni en mi lengua ni en mis dedos, porque escribo lo que me ha dado el Señor. La palabra no es para que te ofendas, pero para que salgas del fango de la decepción y de las garras del diablo quien se te ha vestido como un ángel de luz.

¿Qué nos ha pasado? Dime, ¿En dónde comenzó el desvío? Nos pasamos el día entero buscando el orgasmo inmoral; con ojos llenos de adulterio y preñados de fornicación.  Nos reímos de la vulgaridad que vemos en la televisión, de la basura que escuchamos en la radio y aun de lo que sale de nuestro propio balcón.

Mujeres con pantalones apretaos, con faldas sin necesidad de imaginación. La vulgaridad de tu boca se escucha en las calles y aún se ven en las páginas de “facebook”  ¿No te cansas de la misma defecación? Te ríes de los mismos chistes, de las mismas boberías que te reías cuando tus años de escuela. ¿No sabes que el diablo es quien se ríe mejor? Los muchachos enseñando los calzoncillos, pantalones tan grandes, que pelear con las dos manos no pueden. Caminan espatarrado como si los testículos no tuvieren suficiente espacio entre las piernas. ¡Es la generación adicta a la eyaculación! Es el dios te estos tiempos, atados a la masturbación, ahorcados por la pornografía. El mundo se sigue riendo de las cosas de Dios.

La joven se entrega al novio que le pide que pruebe su amor; abriendo sus piernas le entrega la intimidad de su flor. Con promesas huecas como de caracol, la hija de Fulano su virginidad perdió. Tú sigue en tus borracheras, brincando de discoteca en discoteca buscando esa eyaculación. El SIDA no te detiene, ni las historia de los niños naciendo fuera de la bendición. Aquella que era inteligente en la escuela, que se pensaba que iba a llegar lejos,  mas ahora está sola cuidando de los gemelos que le dio aquel desgraciado a quien ella le probó su amor. El se fue para los estados pidiendo evidencia paterna y negando aún, hasta el haberle conocido.

¿Te acuerdas de aquel hombre bueno que del deseo se dejó llevar? Conoció una mujer hermosa como los colores de la culebra y en menos de seis meses se encuentra nadando en pena. Ella se le fue con otro quien tenía más materia; que le compró joyas más finas y la vistió con ropa de gente famosa. La eyaculación le salió costosa, pero la mujer prepara sus mañas y sus pesuñas ya enseña para el otro del cual ya se cansa. Es cuestión de tiempo, porque su hora ya pronto llega. Sigues usando drogas y aunque miras al tecato arrastrado como la serpiente en el polvo; tu camino de destrucción has decidido continuar. Has visto a ese que se arrastra hoy; ese hombre que un día fue alguien con tanta potencia; ese que un día fue tan “COOL”. Mas el diablo te susurra al oído: “Eso a ti no te va a pasar”.

El hombre se trepa encima de la mujer como el jinete se trapa en el caballo. Después de una noche de fiesta buscan el ídolo del orgasmo. Todavía no se conocen bien, pero que importa, la eyaculación es su dios y a ella le entregan su alabanza. En el éxtasis de la cama, en hoteles baratos o caros o quizás en sus propias salas…no importa nunca el lugar; no hay espacio para palabra moral. Toda la noche bailando reggaetón; el tipo le enseña sus músculos, sus abdominales duros como el árbol del flamboyán. Ella le grita “Papito espera que todavía no termino.” Pero el tipo no sirvió pa’na.

Así pasan los días, los meses, los años y aún tus tiempos… amargados de la vida, cantando que las cosas están malas, viviendo vidas en derrota, consumidos en decepción, atados en raíces de amargura multiplicadas en tu corazón. Por eso se ha llenado la tierra de violencia. Te desquitas con el hermano y la vida de otros ya no se respeta. La vida ajena ya ha perdido su valor en la conciencia del que el gatillo aprieta. Las balaceras se escuchan en las noches como música mal tocada, mas aún también en los días. “Mataron al hijo de este, mataron el hijo de aquel otro” nos dicen las voces en las mañanas. Los periódicos describen sus muertes como espectáculo favorito. Son como circos de sangre y la nueva moda aceptada en nuestras rutinas. Sin sensibilidad por la vida, dichas noticias ya no nos mueven. Mientras nos comemos un pan con mantequilla con una taza de café; planeamos en nuestras mentes nuestra próxima eyaculación. Las mujeres salen con sus pantalones apretaos y los hombres como lobos hambrientos salen de casería. Nuevas relaciones infernales, mas violencia en los romances del diablo. La que se acostó contigo, también se acostó con tu primo y también con aquel otro. Mas tu alma siente los celos, como si ella hubiese sido verdaderamente tuya. El infierno de emociones sin control, arden como volcán en erupción,  toman posesión del razonamiento y da fruto acecino. Una vez más el odio y la traición reinan y lloran las madres en sus sabanas y se estremecen los padres en su silencio.

¿Pero quién detiene el ídolo de la eyaculación? Otro día ha llegado, se olvidan de las malas noticias. Ella camina en alboroto como prostituta en callejón oscuro; él se pone su mejor ropa, se afeita y se perfuma y sale buscando su nueva presa. Salen ambos… ¡Como fanáticos de la eyaculación!

El diablo “…viene sino para hurtar, matar y destruir…”. Si no me crees, sácale el polvo a tu Biblia y léete Juan 10:10. Mas Cristo vino a darte vida y no  tan solo vida, mas vida en abundancia; en Juan 10:10 lo puedes ver también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: