Palabra para ti Hombre de Dios; Un Simple Llamado a Orar Juntos

Quiero escribirle una pequeña nota personal específicamente para los hombres de Dios. He sentido por un tiempo que Dios quiere que los hombres comiencen a adorar y a interceder juntos. ¡No! No estoy hablando de otro evento gigantesco en donde se reúnan cientos de hombres por unos días. No tengo nada en contra de estos eventos, pero la vida no se basa en estos eventos. La vida es constante, los ataques del diablo son constantes, la resistencia es constante y los problemas se experimentan con mucha frecuencia. No podemos seguir contando con conferencias y predicadores de renombre. A Dios le doy las gracias por estos hombres y mujeres de Dios y por el trabajo arduo de organizar estas actividades; pero ¿Y qué de nuestra vida diaria hermanos?

Ha esta hora estoy animando a los hombres que leen estas palabras a buscar hombres de Dios con los cuales usted disfrute de una verdadera relación de confianza; hombres con los cuales usted comparta sus secretos y sus luchas para que oren juntos todos los días. No estoy hablando de nombres, no estoy hablando de grupos, agendas personales ni los trajines que conlleva la organización de eventos. Estoy invitando simplemente a hombres como tú y como yo en grupos de dos o tres, a orar juntos todos los días. Se pueden reunir en sus casas, caminar en un parque, en la playa o hasta por teléfono, mas orar juntos con diversas oraciones y peticiones todos los días. En realidad son tres cosas las que veo que los hombres tenemos que hacer ya:

 1. Adorar a Dios en nuestros lugares secretos. Buscar a Dios individualmente.

2. Adorar, hacer Estudios Bíblicos y orar en la comodidad de nuestros hogares con nuestras familias. ¡Apaga el televisor por un tiempo!

3. Orar con hombres de Dios con los cuales tengamos relaciones probadas.

 Estoy convencido que desde esta trilogía de actos Dios va a hacer grandes cosas en nuestros corazones, en nuestras familia, en nuestras iglesias locales, en nuestras comunidades y en el mundo. Les advierto que esto no es una fiebre de dos o tres días; esto es un compromiso hasta el día en que nos llegue la muerte. Si por laguna razón no te puedes reunir con tus compañeros de oración, ora con otros hombres de Dios. No dejemos que ni un día pase. Les aseguro que veremos la gloria de Dios. Ya yo me he conectado con un gran amigo. Mi amigo Dennis Owens y yo no tenemos agendas personales, ni nombre que nos identifique; solo estamos confesando nuestros pecados, hablando de nuestras batallas y orando juntos en un espíritu de hermandad y acuerdo por lo que sea que el Espíritu de Dios ponga en nuestros corazones.  Hemos orado en parques, en escuelas y por teléfono. Dios nos está cambiando; sentimos su presencia y sabemos que es algo en lo que Dios se place. Este es un simple llamado a los hombres para que oremos juntos. Si tienes alguna pregunta me puedes contactar de la siguiente forma:

1. Correo Electrónico: angelcasiano@aol.com

2. Número de Celular: 904-652-4250

“Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.  Reconócele en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas.” Proverbios 3:5-6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: